miércoles, 26 de mayo de 2010

video
Lo importante de esta semana es las tareas a realizar para la semana que viene aquí les adjunto para recordales cuales eran

* Retomar escenas pautas: Desarrollar mas el texto el explica que van a hacer mas detalladamente precisión en el plan (para salir de la casa) no se sabe por que pasa complicidad, por que no puede salir el otro personaje (miedo) explicado mas no detallado (imprimir 6 copias)
*Comentario en face book con respecto a cual de los personajes de la casa representa Ricardo en el ejercicio, ¿qué ve exactamente ricardo en las imágenes?(ejercicios niños, adultos. pesadillas)
* Buscar en youtube Sueños de Akira kurosawa
*Investigar sobre Aristides vargas, El Odín Teatro, Eugenio Barva, Ricardo Bartis
*Imagenes de Tirania y Miedo (máximo 3) las imágenes pueden ser relacionadas con casas, capuchas, ventanas.

lunes, 24 de mayo de 2010


Raquel Araya Alvarado


22/05/10

Primera acotación: encontrar antes del entrar en el espacio una intención partiendo del cómo se sienten, piensan actúan en el preciso momento. Aprendiendo a sensibilizarnos, y conectar la mente con el movimiento. La idea es que se construya una comunicación recíproca entre la mente y el cuerpo, que sean una. Para eso es necesario romper con las estructuras preestablecidas, las formas aprendidas, sino más bien obedeciendo desde el impulso orgánico lo que mi cuerpo necesita, el cómo lo necesita desarrollar, qué camino quiere tomar, cómo quiera dibujar en el espacio, cómo se construye a partir del movimiento.
Luego pasamos a estar en círculo para seguir levantando a energía, a partir de que yo mismo me levanté por medio de la escucha y la comunicación entre mi cuerpo y mi mente, logré crear un motor interior que ahora debe compartir con las demás energías presentes.
Calentando desde el centro, desde el generador de nuestro fuego creativo, esa llama que arde en cada uno de nosotros de maneras diferentes, pero que vivas son al final, se hizo por medio de un ejercicio levantando las manos, diciendo Si-No, el sonido debía de provenir de la verdad más interna, desde el fuego encendido, con el fin de que se vaya poco a poco exteriorizando y tomando forma material
Seguidamente se hizo el ejercicio del palo, el cual consistía en la organización de nuestro cuerpo, de nuestros impulsos, sobre todo para ir limpiando los comportamientos aprendidos por reacciones orgánicas, a romper con nuestro papel para dejar ser esa esencia más pura, segura de sí misma, conocedora y observadora de lo que le sucede.
Las variaciones con el palo fueron de: ritmo, estrategia, desplazamiento en el espacio, organización corporal, distribución de energía, control y uso del peso, acción-reacción, estado de alerta, riesgo, dejar expresarse el impulso más interior, dejar que la intuición nos guíe.
Una vez que calentamos por dentro todos esos rincones que dejamos en el olvido o a los que nos da miedo entrar, encontramos que el espacio de creatividad a la hora de ponerlo en práctica es más fluido, surge con otra dinámica dentro de nosotros. No se trata de representar, ni de seguirse limitando, sino dejar que la corriente de energía continúe haciendo su trabajo, al que uno mismo le ha venido dando forma y abriendo espacio.
Luego se pasó al momento de los comentarios, ya que se busca fomentar un aprendizaje, una cultura de grupo, donde se vayan generando entre los miembros sus propios códigos y diálogo.
Se comentó que se debe dejarse afectar por lo que sucede, no adelantarse a la acción, esto genera un estado de sorpresa/alerta/organicidad.
En el calentamiento como requisito, no se debe caer en la forma, sino en el impulso y la necesidad.
Cuando hacemos un ejercicio donde todos tenemos que estar involucrados, nos liberamos más de los prejuicios, de la autocrítica, ya que el objetivo principal es de ayudar, no ser un peso más, es de ver de qué manera continuamos en la misma sintonía.
El trabajo en las sesiones del laboratorio, es un trabajo progresivo, delicado, requiere de una gran auto-observación (sin juzgarse), de una gran resistencia mental, escucha, para conseguir y descubrir lo que va sucediendo.
Estado creativo, es la imaginación, no estar pendientes de los elementos externos, es concentrar su atención en lo que está haciendo, en la energía que fluye dentro de uno, no en si hace falta un zapato o no.
Desde que calentamos es necesario crear el huevo de luz, el campo de la concentración, donde puedo desarrollar mi estado creativo, ese estado de trance, lleno de imaginación.
Montarse en la energía
Uno debe buscar hacerse preguntas, no buscar las respuestas.
La idea del teatro, es idea cuando se verifica en la práctica.
El pensamiento corporal es la unión del cuerpo y la mente.
Producción y memoria de los materiales, no se trabaja para conseguir un resultado determinado.
Crear una cultura interna de investigación, ya que no existen actores instruidos, ni tienen una práctica rigurosa.
Investigar la naturaleza de lo que uno lo mueve, ya que remita a nuestra manera de accionar dentro de nuestra subjetividad, por lo tanto, es necesario sistematizarla, conceptualizarla.
Se busca motivar al ciclo (muestra de imágenes), no es un elemento gratuito.
El ejercicio de la imaginación, consiste en la creación de estructuras, es un espacio de creación propia, es realmente ver las imágenes, ¿qué aparece? (sueños), es un acoso paulatino, es más importante no saber.
Al final se hizo un ejercicio de creación de un diálogo. Se dejó una tarea a partir del ejercicio, se debe seguir ciertas pautas, además de otras tareas que se asignaron.


Raquel Araya Alvarado


15/05/10
El laboratorio es un universo, no una institución, ni una academia, ni una escuela. Es un instrumento cercano y amigo. No se va a convocar a nadie, ni se va a llamar a que alguien sea parte del proceso, es más bien un colectivo donde cada quien elabora su camino a partir de su individualidad, es decir, a partir de sí. Cada quien toma su rumbo, cada quien tiene un lugar. Se apunta hacia un estilo de trabajo propositivo.
Durante el calentamiento, se enfocó en calentar desde adentro, desde los huesos, la escucha de uno mismo. No es tomar y escuchar las instrucciones como seres autómatas, sino escucharse primero aunque sea por un segundo y luego accionar sobre ese impulso interior con la mayor honestidad y humildad.
Sobre las pautas que se trabajaron durante la sesión fueron: la libertad-control (desde los pensamientos internos, hasta el peso del cuerpo y cómo lo organizo), unificar movimiento-peso-desplazamiento-respiración-impulso-energía.
Se hicieron ejercicios de acción-reacción, siguiendo pautas establecidas: 1=camino normal, 2=camino lento, 3=camino rápido….; sobre el espacio: caja 1=todo el espacio, caja 2= mitad del espacio…; sobre el tamaño del movimiento: pequeño o grande.
Trabajo grupal de comunicación con pelotas. Pasarse la pelota tomando en cuenta el contacto visual con la persona a la que le voy a dirigir la pelota, además de incorporarle el manejo del cuerpo, la energía y dirección del objeto. Se introdujeron objetos diferentes, hasta llegar a un espejo y una taza, lo cual originó una tensión y atención grupal de apoyo, de energía colectiva, donde todos estábamos para todos, se hizo como una red energética.
Uno de los objetivos del laboratorio, es ir rompiendo con lo que se llama ambiente “a la tica”, “tropical”, “más o menos”, “esperar a que lo llamen…” Se va a trabajar con una agresividad para ser contundentes en la participación, no es un acto heroico, es mi voluntad. Es la constitución de un espacio hacia adentro, un espacio de investigación teórico-práctico, con el fin de que cada participante se construya su posición dentro del teatro.
Vinocour no a permitir la ambigüedad, ni la ambivalencia.
La libertad es una disciplina, parte de mí.
Las resistencias, más un objetivo claro y la formulación de mi hipótesis para qué sirve lo que hago, son las directrices como punto de partida durante y antes del trabajo de cada sesión.
No es un curso, ni un taller, ni un entrenamiento, ni un montaje, es desde una investigación sobre la labor teatral, su dinámica. Todos debemos apuntar hacia una idea vital, cercana a nosotros, tanto individual como grupalmente, para construir una estrategia de trabajo eficiente. Vinocour da el enmarque. Se busca descolarizar, destruir lo académico, lo anterior se potencia con las diferentes herramientas tecnológicas: blogspot, facebook…
¿Qué es lo social, qué es lo personal? Estas son preguntas que cada quien se debe responder durante el proceso. Fernando va a funcionar como espejo de cuánto me estoy exigiendo para crear mi apropiación sobre el trabajo.
Sino conquistamos el laboratorio, lo dejamos, no se trata de seguir de cualquier manera.
¿A quién estoy convenciendo y para qué?, no es cargar a nadie, sino parte de la voluntad propia.
Laboratorio = plan piloto. ¿Cuáles son las bases?, no es querer ir al resultado. Poco a poco pero con continuidad. Darle continuidad a lo que digo, no hay que ser condeciente, ni con uno, ni con lo demás.
Es peligroso crecer prematuramente, se deben dar pasos firmes, ir creciendo poco a poco, cada paso es tan valioso como el resultado.
Actuar con la mayor claridad.
Revisar las actitudes de uno mismo.
Hay que insistir, es decir, es un proceso de un continuo prueba-error.
Al final cada quien expresó lo que piense, siente, significa el espacio del laboratorio, partiendo de las experiencias de cada uno (a) dentro del teatro y de su vida cotidiana, la propia realidad.

jueves, 20 de mayo de 2010

sábado, 15 de mayo de 2010

lunes, 10 de mayo de 2010

Artículo del dramaturgo urugüayo Ricardo Prieto



Hace muchos años, cuando era alumno de la Escuela de Arte Dramático del Taller de Teatro de Montevideo, mientras varios compañeros realizaban una improvisación, el profesor me pidió que entrara al escenario transportando una caja. La ausencia de pautas previas permitió que los otros alumnos y yo actuáramos con libertad, dejándonos llevar por los impulsos que desencadenaba la acción. Recuerdo que asumí el papel de un padre que regresaba a su hogar después del trabajo. Cuando mi mujer y mis hijos de ficción me preguntaron qué contenía la caja respondí que no sabía. Tampoco les permití que la abrieran. Pocos segundos después se produjo una reyerta por su posesión. De pronto, enfurecidos, me la arrebataron y descubrieron que estaba vacía.

A pesar de que han pasado más de cuarenta años recuerdo con asombrosa nitidez el contenido de mi conciencia en aquel instante. Por primera vez en mi corta experiencia escénica sentí el incomparable poder de la angustia que salía de mí mismo y se acrecentaba a través del diálogo. Pero aquella angustia depositada en el inconsciente era diferente de la que había experimentado hasta ese momento, pues se nutría, más que de la propia y limitada memoria emotiva, de la vasta memoria de la especie. Sin darme cuenta, y gracias al talento de aquel notable profesor de arte escénico que se llamaba Pablo de Béjar, acababa de ponerme en contacto con una de las vertientes de la creación dramática.

Ved de cuán poco valor...

"Oye el grito del que nace y mira la agonía del que muere y dime si quien empieza y acaba de ese modo, está hecho para la alegría y para el goce", exclama Kierkegaard. La brevedad de nuestras vidas, sometidas a temibles fuerzas que nos crean pero también nos destruyen, y el saber que moriremos sin haber comprendido casi nada, encubre el presentimiento, que nos empeñamos en sepultar, de que somos prescindibles e ignorantes y de que para la potencia energética del universo pesamos menos que una hoja al viento. Pero la poderosa necesidad de vivir a pesar de todo parece indicar que, aunque sólo sea de manera difusa, confiamos en las fuerzas universales. "Este camino me conducirá a la lucha pero no me apartaré. No me pesa lo pasado, pues ¿de qué sirve quejarse? Con todas mis energías iré al encuentro del futuro sin perder tiempo en lamentos, como el hombre que hundido en una ciénaga se ocupara primero en calcular su profundidad y no considerara que mientras así malgasta el tiempo, más y más se sumerge. Quiero correr por la ruta elegida, gritando a los que me salgan al paso que no se vuelvan para mirar atrás como la mujer de Lot, y que recuerden en cambio que estamos ascendiendo por una pendiente", añade el filósofo y teólogo danés en su "Diario íntimo".

Vivimos en medio del dolor, y nos domina la conciencia más o menos subliminal de que no podemos escapar de él. Por eso debemos conferirle a la angustia la jerarquía que posee. También es necesario que la asumamos, y que nos proyectemos en vida y obra desde su Poder. "La verdadera vida se halla ausente. Nosotros no estamos en el mundo". Estos melancólicos versos de Rimbaud nos anuncian quizá que la fatuidad del mundo visible encubre un trasfondo que deberíamos tratar de descubrir.

Angustia y literatura dramática

A pesar de que tiene la ventaja de crear, el dramaturgo, al igual que cualquier ser humano, sabe que está perdido, que no ganará la batalla y que será víctima de las terribles fuerzas que desintegran y aniquilan todo lo que existe.

Algunos autores teatrales escriben por dinero o por vanidad, porque quieren descargar intuiciones o pesadumbres o porque anhelan reconocimiento y aplausos. En otros casos, parecería que la escritura nace de la necesidad de huir del propio yo insignificante, o de aventar la certeza de que la vida es absurda, fugaz y aparentemente inútil.

Por suerte, también hay autores que escriben para plasmar el orden trascendente que han intuido. No es casual que Tennessee Williams afirme en sus "Memorias" que "en la vida alcanzamos a vislumbrar a veces destellos de algo que se encuentra más allá de la carne y su mortalidad". Después de todo, "lo visible es sólo una parte de lo real", como ha dicho Paul Klee.

Cuando crea una obra teatral el autor aspira de manera inconsciente a perpetuarse. Se intercambia con el objeto que la escritura produce porque quisiera durar tanto como él. El secreto afán de inmortalidad impulsa su creación, a pesar de que en pocos campos como en el de la escritura para el teatro es tan patente la inutilidad del esfuerzo. Muy pocas obras han logrado perdurar, y gran parte del esfuerzo creativo de los dramaturgos de todos los tiempos sucumbió de manera penosa porque no rescataba la plenitud de la existencia, que incluye asombro, amor, pasión, reflexión filosófica, anhelo metafísico, violencia y afán de poder pero también angustia e impotencia. Aunque nos empeñemos en disfrazarla o soslayarla la angustia siempre está ahí, oculta en la maraña de conflictos que son nuestras vidas y poniéndole límites a nuestro ego envanecido: es suficiente la aparición de cualquier descompensación física para que el ser humano más arrogante se convierta en un gusano lleno de pánico. ¿Acaso no es cualquiera de nosotros un niño envalentonado por la edad, como ha dicho Simone de Beauvoir?

Sin embargo, es muy revelador que las obras que han sobrevivido al naufragio reflejen situaciones, personajes y pensamientos vinculados al instinto de muerte. Desde "La Orestíada " de Esquilo hasta "Historia del zoo" de Albee, ira y desolación, impotencia y enfrentamiento, soberbia y caída, vacío existencial y soledad han sido el hilo conductor de la gran escritura para el teatro. La obra impar de Shakespeare nos ilustra sobre la importancia que tiene la angustia como generadora de situaciones dramáticas, y nos recuerda que, quizá, no hay pausa para el odio, la violencia y la desolación que nos dominan. El dolor está metido en el texto teatral como el carozo en el fruto. A diferencia de la narrativa, que también elabora progresiones dramáticas y diseña personajes pero se apoya en recursos descriptivos que suelen sepultar las emociones primarias, la dramaturgia sólo puede culminar en el plano de la angustia extrema.

Angustia radical

"Estamos crucificados", dice Teilhard de Chardin, y "cuanto más refinada y complicada se hace la Humanidad, tanto más se multiplican y agravan las ocasiones de desorden; porque no se domina una montaña sin sondear los abismos y toda energía tiene la misma potencia para el bien o para el mal". En medio del cruce de esa energía vivimos, y por eso sufrimos y no podemos sustraernos del dolor. Existe una angustia que ha sustentado las obras literarias del existencialismo ateo, por ejemplo, o las del teatro del absurdo y de la ira, o la dramaturgia de Brecht, Miller, Dürrenmatt o Müller. Mirados en perspectiva, los textos que nacen de esa angustia que podríamos denominar intelectual, nos parecen endebles y sometidos al flujo del pensamiento circunstancial, epidérmico y filosóficamente sofisticado que ni siquiera roza lo esencial. Son textos retóricas, y en ellos el concepto y el afán demostrativo o la presunción cartesiana ahogan las emociones, la furia y las intuiciones que provienen de la mente colectiva. No hay ningún presentimiento de lo trascendente en esas obras, ningún atisbo de la trama oculta que ordena nuestras vidas. Apoyadas en la razón, son demasiado conceptuales y expositivas aunque parezcan desmesuradas e intenten recrear la condición agónica de la existencia. Piénsese en "Las moscas" o en "A puerta cerrada" de Sartre; en "La muerte de un viajante" de Arthur Miller o en "Rencor hacia el pasado", de John Osborne; en "Calígula" de Albert Camus, o en "Cuarteto" de Heiner Müller. Egocéntricas y autoabastecidas, estas piezas no anuncian el orden de otro mundo ni reflejan cabalmente la complejidad de nuestra existencia, que también está ligada a un cosmos no humano. En la antípoda, encontramos la dramaturgia de Esquilo, Shakespeare, Chéjov, Ingmar Bergman, Ionesco, Edward Albee, Beckett o T. Williams, que se nutre de lo que los teólogos holandeses denominan angustia radical (radical angst), opuesta a la intelectual porque proviene del núcleo oscuro de la existencia y nos sume en la gefangenis (prisión), solitario recodo del vacío donde nadie podría formular teorías, crear sistemas o resguardarse en los silogismos del mundo mental superficial. No hay utopía, consuelo o esperanza que logren neutralizar la angustia radical, y sólo drogándonos o muriendo podríamos huir de ella.

Con esa angustia se sustenta la dramaturgia, de ella extraen grandes autores como Chéjov hasta sus imágenes luminosas. Porque el deseo de trascenderse a sí mismos que domina a casi todos sus personajes es consecuencia de la desesperación. Sumergidos en la angustia radical, intentan sin embargo transmutarla, y aunque son víctimas de la futilidad y el vacío, presienten que el poder de un más acá sin Dios que lo pide todo para sí, debe oponerse al de un más allá que nos ha sido revelado desde siempre.

La angustia radical no está ligada a la historia de la persona ni a su carácter ni a su ámbito, y se apoya en la percepción de la trágica inserción de la especie humana en el universo. Cuando es radical, la angustia que genera la escritura para el teatro potencia la acción dramática y le confiere la fuerza unificadora que nos vincula al orden cósmico, nos enfrenta a nosotros mismos con relación a la totalidad y, quizás por ese motivo, nos redime.

Ricardo Prieto

Publicado en la Revista de teatrología, técnicas y reflexión sobre la práctica teatral iberoamericana editada por el CELCIT- Número 26/2004.

Tomado de http://letras-uruguay.espaciolatino.com/prieto_ricardo/dramaturgia_y_angustia.htm el 9 de mayo del 2010.

Observaciones a partir de la primera sesión

Fernando Vinocour

video

Una vez realizada la primera sesión, he tomado el pulso de la planificación que había hecho del Laboratorio y su desarrollo. Estas son mis observaciones en forma de retroalimentación a los participantes.



1. Observé que constituyen un grupo de personas muy interesante teatralmente, pues tienen variadas procedencias, pero en común el hecho de ser gente que tiene avidez por crear y para el crecimiento personal a través del arte escénico. En ese sentido, me sentí convocado a trabajar con entusiasmo pues el grupo se vislumbra con mucha potencialidad y además, con cierta madurez como para incursionar en niveles más avanzados de la investigación teatral. Esto incluye: concentración, reacción, riesgo asumido, y las pequeñas escenas realizadas que fueron interesantes.
2. La primera sesión tenía el propósito de brindarnos un acercamiento a este material, que somos nosotros mismos, es decir, mirarnos para ver con que y con quien contamos, que expectativas podemos tener o no, y también, iluminar con más precisión (en este caso para mí) como conducir el proceso para sacar el mayor provecho para todos, en el espacio de limitaciones que tenemos (incluyendo horarios para reunirnos, trabajar, y lograr que lo que queremos sea posible llevarlo al puerto de las realizaciones concretas y prácticas).

Así que de lo observado, quiero comunicarles algunos ajustes de lo ya propuesto, que considero que he de plantearlo con prontitud, para que desde EL ARRANQUE O INICIO, desarrollemos un panorama claro, en sus reglas y modos de funcionar como colectivo.

2. me queda claro que es fundamental, dar espacio y aire, a un período de ajustes precisamente, de asimilar e ir creando nuestra manera de funcionar, de informarnos bien de que es lo que hacemos, terminar de mirar con lo que contamos y con que no, y de nivelar las posibilidades del grupo.
3. Para eso, quiero concentrar más el trabajo en menos puntos de trabajo, es decir, dar prioridades por períodos y no trabajar en varios frentes simultáneamente:
4. así, LA PRIORIDAD PARA MI ES CONCENTRARNOS EN LAS SESIONES DE LOS SÁBADOS, AUMENTANDO UNA MEDIA HORA: ES DECIR, MI PROPUESTA ES TRABAJAR DE 9 A 1 (PARA UN MAXIMO APROVECHAMIENTO Y PODER TENER UN TIEMPO PARA CONVERSAR, ORGANIZAR, ETC.)

5. Y AHI, SENTAR LAS BASES, LOS PILARES Y FUNDAMENTOS DEL TRABAJO ANTES DE QUERER IR MÁS ALLA HACIA OTROS RESULTADOS.
6. ESTO INCLUYE EL PERIODO PARA QUE A TRAVES DE LOS VIDEOS (+LECTURAS PARA CADA VIDEO) PODAMOS TRABAJAR EN LOS CONCEPTOS QUE ATRAVIESAN ESTE INTENTO QUE SIGNIFICA EL LABORATORIO. (digamos que si nos vamos a embarcar en un VIAJE exigente y ambicioso en sus propósitos, tenemos que estar todos más claros, motivados, situados en la situación para así obtener mejores frutos, de acuerdo a los intereses, motivaciones de cada uno, y a la vez, generando un enriquecimiento mutuo, en lo que vaya saliendo y descubriéndose durante el proceso de trabajo del Laboratorio).
7. De manera que nos concentraríamos un tiempo los sábados. Y le adjunto nada más el DIA MIERCOLES PARA ENTRENAMIENTOS...(este espacio es para ir articulando como una especie de “programa piloto”, investigaciones en entrenamientos para ser utilizados y proyectados dentro del laboratorio en otros momentos. De manera que a partir del MIERCOLES 19 DE MAYO, EN MI CASA, LOS QUE PUEDAN LLEGUEN DE 8 A 12M. Para compartir este programa que incluira distintos tipos de entrenamiento, actuación, cuerpo, voz, impro, claun...etc.
8. De igual manera me parece posible, y coherente mantener lo de las proyecciones de CAOSMOS, al menos estas 10 iniciales. Eso sí con una participación real de gente motivada en difundirlo y no como obligación -requisito del Laboratorio..(la idea es que sea una acción-como proyecto piloto, que nos permita evaluar después como nos fue, y si vamos o no a continuar con más proyecciones)
9. lo del CICLO DE VIDEOS IGUAL ES MUY IMPORTANTE PARA LA VIDA DEL LABORATORIO, pues nos ayudará a dialogar sobre el proceso creativo, sobre los fundamentos del mismo laboratorio, sobre su sentido, incluyendo LAS LECTURAS que son claves para que elevemos el nivel de nuestra conversación y que vayamos constituyendo procedimientos teóricos útiles a nuestra práctica y generando por igual un imaginario e ideario colectivo, que sea propio del Laboratorio y su experiencia.
10. La idea es generar un proceso que nos modifique nuestra relación con el teatro, con las prácticas ya consabidas por todos (incluyéndome a mi). Y que encontremos puentes, lazos que vayan contribuyendo a consolidar una cultura de grupo (sin que signifique que nos cerremos o encerremos como una especie de secta o mal matrimonio). Para lograr esto, hay que maximizar la intensidad de lo que hacemos y valernos de lo menos (lo menos es más) para lograr lo ese más a través de los espacios compactos (horarios reducidos) que tenemos para trabajar.
11. Las RESISTENCIAS Y LIMITACIONES EN EL TRABAJO son importantes. SON LAS CONDICIONES DE PRODUCCION. Y HAY QUE TENERLAS CLARAS, PARA PARTIR DE ELLAS Y DESARROLLAR ESTRATEGIAS DE TRABAJO.
12. Esto es así porque , Uno se levanta contra los obstáculos, por eso hay que desechar el paternalismo e incentivar lo autodidacta, la autonomía de cada uno. Que sea a partir de propuestas, trabajo y propuestas personalizadas, que se vaya construyendo lo colectivo, respetando el nivel artístico de cada participantes, su diferencia, dentro de la diversidad que constituye el Laboratorio. Pero la exigencia no ha de venir solo del director, en este caso yo, sino de cada uno. Cada cuál tiene que arriesgarse en su propio vértigo creativo, en su búsqueda de su propio camino y ese es el material con el que yo trabajaré como director, conjuntando partes, dando orientación a lo que vaya surgiendo, etc. Pero es fundamental que SEAMOS POCO A POCO LO MAS PROPOSITIVOS POSIBLE, dentro del marco de tareas que vayan surgiendo. (creando materiales, estudiándolos, comentándolos, registrándolos, etc.) Para ir encontrando la pasión y el placer de estar haciendo cada escena, cada uno de los materiales, encontrando su potencia escénica.
13. Para mí es un reto esta apertura que estoy intentando en el Laboratorio, pues implica tomar más en cuenta a cada persona y su propuesta. (aunque siempre ha sido mi manera de trabajar el partir de las propuestas de los participantes), igual es un proceso que se va dando poco a poco pero es un proceso delicado, donde cada uno desde su propia definición tendría que ser claro y dar lo máximo dentro de los límites que ha establecido. En lo posible se trataría de LLEGAR AL LIMITE DE NUESTRAS POSIBILIDADES, Y ESTAR EN ESE BORDE SIEMPRE. Así, proponer al máximo y luego dejar que circunstancias reales lo vayan a uno delimitando, concretando en lo que realmente conseguiste como Logro, de tus propósitos.
Es decir, uno propone y el proceso mismo, la confrontación con los materiales, le dicta como
ir dándole forma, potencia a lo que realmente surge, (no solo lo que uno idealmente puede concebir)
14. en ese sentido, para mi el Laboratorio solo puede funcionar si existe un compromiso verdadero de hacerlo un espacio especial en la práctica. Es decir, que poco a poco o desde ya , comprendamos que habríamos de ser cada uno un motor, cada uno a su nivel, y características pero a la larga tan entregados todos por igual, desde el director, hasta el que va a tomar fotos y quizás no quiera actuar.

15. Esta es la lección de los inicios de todos los grupos y artistas más interesantes. Es un querer estar ahí, luchar por lo que se quiere, desde circunstancias muy precarias, pero donde estos obstáculos, limitaciones, se usan como resistencia, como aquella figura de que las aves se alimentan del viento que las confronta para emprender un vuelo más potente.
16. En ese sentido, por ejemplo, es crucial insisto, la manera en que leamos, participemos, hablemos, preparemos los materiales, observemos el trabajo de los otros, estudiemos los textos, miremos los videos...todas acciones muy precisas y concretas pero que nos dan o no trascendencia práctica...es decir, nos dan HACERNOS REALES ante el proyecto de Laboratorio, y no especular, mirar pasivamente lo que pasa, sacar provecho individual pero sin una entrega colectiva, colocarse en posición de recibir información como en la educación bancaria tradicional. (y no es que todos tengamos que pensar igual, ni tener la misma formación, sino de que todos a nivel de INTERES Y DE PASION, Y DE GANAS, estemos ahí uno junto al otro en el intento de ENCONTRARNOS a través del ARTE ESCENICO)
17. Se trata de un VOTO DE CONFIANZA entre nosotros, ustedes confiando en mi dirección y contribuyendo con aportes a ella, y yo escuchándolos, sus propuestas iniciativas, responsabilidad en tareas que cada uno asume, etc.
18. de intentar en ese sentido, una ruptura con muchas cosas que predominan en nuestro ambiente educativo, familiar, de círculos académicos, artísticos, políticos...
19. es generar un espacio donde trabajemos concentrados en la investigación sobre el lenguaje artístico, desde el punto de vista estético, ético, técnico, metodológico...encontrando nuestro propio camino...pero que ha de ser más allá de un simple taller de instrucciones teatrales, en principio, posibilitar en un futuro CERCANO, que vayamos generando una posición ante nuestro propio hacer, una opinión de que es lo que nos interesa en el Laboratorio, una opinión o comentario sobre lo que vamos descubriendo...más que seguir o constituir una “ideología”, es encontrar las palabras que recojan lo que vayamos experimentando en la práctica artística.
20. Esta es la idea del blog, de los sitios de internet, que nos sirvan de instrumento para lograr canales de comunicación y encuentro.
21. Y lograr resistencia y continuidad en este hacer para que poco a poco vayamos acumulando y creciendo durante el proceso...pero para eso hay que tener un punto de partida claro. Quizá por eso, he decidido escribir estas observaciones y reflexiones al respecto de lo que hacemos, pues no puede emprenderse este viaje sin tener ciertas preparaciones, disposiciones, decisiones personales de como participar en este viaje.
22. ME QUEDO PENDIENTE LO DE LOS MONOLOGOS. Este proyecto del espacio de monólogos lo que pretendía era incentivar el viaje personal de cada uno hacia las dificultades y posibilidades que implica emprender uno su propia obra, su propio camino.
Pareciera que por el momento, como ya les comenté, es mejor llevarlo en un segundo plano, pues AUN NO ESTAMOS PREPARADOS PARA ESTAR EN VARIOS ESPACIOS A LA VEZ, al menos no con igual prioridad.

23. De manera, que PROPONGO: dejarlo más abierto, y que el que esté realmente interesado que incursione buscando, asumiendo el rumbo de su propuesta, ensayando por aparte, preparando materiales, y proponiendo qué es lo que vitalmente le interesaría, que intente articular un espacio creativo personal. (esto puede ser la idea del montaje, escribir algo, encontrar un texto que sirva de pretexto o de base para ser montado, ensayar un boceto o esbozo, para que yo lo pueda mirar, etc.)
LO QUE HARIA YO ES ESCUCHAR, CUANDO ME LLAMEN, Y MIRAR LO QUE TIENEN COMO PROPUESTA Y ASESORARLOS A TRAVÉS DE CITAS PERSONALES CONMIGO, EN HORARIOS A DEFINIR CON CADA UNO. PARA ASI, GUIARLOS COMO EN UNA ESPECIE DE TUTORIA INCIAL, QUE CONFORME LA EVOLUCION DEL TRABAJO VAYA DICTANDO, SE PUEDE CONVERTIR YA EN SESIONES DE ENSAYO E INCLUSIVE, SI ES DEL CASO EN UN PROCESO MAS INTENSIVO DE ENSAYOS Y MONTAJE, ETC.
pero creo que es mejor dejarlo abierto a ir acomodando este proyecto más a mediano plazo, para que cada uno lo piense, y repiense lo que haría y porqué...también yo ir acomodando mis propias realidades y horarios para atender las solicitudes de ustedes, y así TODOS NOS VAMOS A SENTIR MAS COMODOS Y LIBRES...y más naturalmente se irá viendo la realidad de cada intento de monólogo o dúo...(es decir, a partir de su iniciativa, yo les recomendaré que hacer, como seguir, ya sea proponiendo otra obra, un tratamiento o posibilidad de montar lo que les interesa , o bien desechando algunas posibilidades, etc. ES DECIR, ME INTERESA NO FORZAR POR AHORA ESTOS PROCESOS Y QUE NOS IMPONGAMOS MONTAR MONOLOGOS EN UN PLAZO INMEDIATO, SINO SE TRATARÍA DE DARLE AIRE Y ESPACIO PARA QUE SURJA LO QUE REALMENTE TIENE QUE SURGIR, especialmente desde el interés, pasión creativa y necesidad sobretodo de cada uno...para que no se convierta tampoco en algo que hay que sacarse de la manga, o en una especie de obligación requisito...sino algo más verdadero, más de necesidad personal, más de experiencia para confrontarse a uno mismo en el desierto de la creación y entonces igual, más verdadera mi participación como orientador, director, facilitador, etc. del proceso de cada uno, a partir de sus características y propia vitalidad.
ASI, QUE EL QUE LE INTERESE TOMESE SU TIEMPO, SU PROPOSITO PERSONAL Y AHI VAMOS HABLANDO, CONTACTANDONOS, VIENDO HORARIOS POSIBLES O NO...ETC.
YO ESPERARE SUS INICIATIVAS PROPUESTAS, ETC.
Y FINALMENTE, (PORQUE YA ESTA LARGO EL ESCRITO, PERO CREO QUE ERA UNA NECESIDAD POR LO MENOS PARA MI Y ESPERO QUE PARA LA MAYORIA PORQUE ES NECESARIO QUE UDS. SEPAN CUAL ES MI MANERA DE MIRAR ESTE LABORATORIO)

24. QUIERO DECIRLES QUE SERA MUY IMPORTANTE QUE TRABAJEMOS DE AQUÍ A JULIO EN UN PRIMER MOMENTO. DIGAMOS PERIODO DE PRUEBA Y LUEGO HACER UNA PAUSA, UN CORTE, Y TERMINAR CON UNA EVALUACIÓN. COMO YO LES HABIA DICHO EN LAS AUDICIONES. NUESTRO COMPROMISO LLEGARÁ A JULIO, Y LUEGO EVALUAREMOS PARA MIRAR SI SEGUIMOS Y COMO SEGUIMOS O NO. ASI NOS SENTIREMOS MÁS CÓMODOS EN LA PARTICIPACIÓN AHORA, Y TAMBIÉN MÁS URGIDOS DE HACER aquí Y AHORA, PUES EL LABORATORIO ES EN CONCRETO, SOLO HASTA JULIO, Y AHI SE ABRE LA POSIBILIDAD DE CONTINUAR O NO.
A PARTIR DE ESTA IDEA DE UN LABORATORIO CON UN PRINCIPIO DESARROLLO Y FIN DE “MODULOS” CON FECHA DE FINALIZACIÓN, INTENTARÉ ESTRUCTURAR MI PLAN DE TRABAJO, ES DECIR, INTENTANDO LLEGAR A UN CIERRE EN JULIO (DIGAMOS EN LA PRIMERA SEMANA TERMINARIAMOS ESTE PERIODO) PARA LUEGO MIRAR EN QUE MOMENTO RETOMARIAMOS Y COMO.

Espero que este escrito, que es el primero de otros, pueda retro-alimentar el proceso y en todo caso lo seguiremos conversando cuando nos veamos o en los sitios de internet.

Un abrazo a tod@s, y gracias por su confianza,

Fernando.

miércoles, 5 de mayo de 2010

Fernando Vinocour



El teatro está atravesado por operaciones mentales. El cuerpo de los intérpretes que buscamos es “un cuerpo inteligente y sensible”, como lo señala la maestra Charo Frances. Todas las técnicas y metodologías, aunque provengan de distintas tradiciones teatrales (comedia del arte, Stanislavski, Grotowski, Barba, Brecht, etc.) tienen el propósito de generar y consolidar una cultura extracotidiana, resaltar todo lo artificial que fundamenta el hecho escénico. Es decir, que el teatro es una convención, una vía, un medio que permite ciertas posibilidades artísticas. Un medio para inventar ficciones, metáforas, lenguaje poético. La vía se alimenta de las técnicas. Pero la técnica en sí misma no implica una producción estética.
Para quienes hacemos teatro, esta distinción entre poética y técnica es crucial. Pues si no se localiza su funcionalidad nuestras creaciones se ven afectadas. Por ejemplo, miramos a veces productos que plasman un exceso técnico, por lo que terminan siendo formalidades, que no proyectan los impulsos vivos y poéticos. O en el caso contrario, intentos de expresar y comunicar, pero que carecen de la estructuración que brinda la técnica, ya que esta organiza, depura, convierte en lenguaje, el material expresivo.
Cuando apuntamos a las operaciones mentales, es en la búsqueda de teorías y conceptos que ayuden a que podamos lograr ese nivel de organización, de lograr la producción de sentido en lo que hacemos. Se trata de conceptos para ser aplicados en la práctica, de teorías que nos ayuden a localizar y producir sentido en lo que trabajamos escénicamente. Por eso son un punto de partida y de llegada. Necesitamos una concepción inicial de que partir, hipótesis, interrogaciones, ensoñaciones, imágenes. Y luego, una vez cometidos los actos sobre el escenario, necesitamos claridad mental, para vislumbrar y ubicar el valor de lo que hemos realizado. El camino teatral es más bien práctico teórico, pues lo que más nos importa en el camino creativo, es poder analizar poéticamente lo que hemos plasmado en un ensayo, en una improvisación. Hay una necesidad de anular la idea de que en el teatro hay un camino preestablecido, una receta, que hay algo mecánico en su hacer. Solo esta posibilidad de dar potencia a las operaciones mentales nos permite continuar en actitud y disposición exploratoria, activa, vital. Porque las operaciones mentales siguen la tendencia artística de la investigación. Y esta, solo funcionará, si es parte de una investigación auténtica, cargada de motivos y estímulos personales, de razones vitales y apasionadas.
Pero todo esto es parte de la urgente necesidad de alimentar nuestra mente. Incluyendo todo tipo de informaciones: artísticas, estéticas, sociales, humanas, personales, todas cruzándose para darnos una potencia para ejercer el teatro. Estar a la altura de intentar plasmar de verdad, llegando al límite de nuestras posibilidades, una escenificación, un personaje, cualquier evento relacionado con el teatro que queremos. Lo que complementa esta idea de la operación mental, es también la necesidad de que estudiemos el teatro y que nos sintamos parte de esta milenaria tradición artística que atraviesa la historia de la humanidad, de la que somos parte. No estamos inventando el agua tibia, y tenemos que nutrir nuestro conocimiento sin cesar.

De ahí la necesidad de que en el Laboratorio del N.E.T., recurramos a la utilización de un blog, que ayuda a constituir un espacio para que hablemos, nos informemos, dialoguemos, sobre el teatro y del teatro que estamos experimentando en el Laboratorio. Es esencial, no dispersarse, no especular, o divagar sobre lo que uno hace con todo su ser, sus posibilidades. Hay que darle un lugar especial, donde estemos enfocados, concentrados, dándole un valor máximo, para poder establecer una coherencia. Todo ello se logra más protegiendo el espacio mental de las operaciones que hacemos. Aprendiendo técnicas y conceptos que sean atinados para la creación.
Estamos en un país donde la mayoría de gente de teatro no habla sobre teatro en su vida cotidiana.
No hemos aprendido a dialogar en esa dirección. Por eso hay tan escasos espacios para hacer tertulias, conferencias, foros. Esto es un legado de una educación bancaria, que nos vuelve siempre receptivos, pasivos, conformados al deber ser de las cosas ya establecidas.
El Laboratorio pretende fortalecer las operaciones mentales por esto. Proponer materiales para el estudio. Iniciaremos con un ciclo de videos de artistar relevantes que nos enseñan con su ejemplo posibilidades de caminos: Por ello, veremos documentales de Malayerba, el Odín, Ricardo Bartís, Peter Brook, y David Lynch, como un primer ciclo iniciático. Y leeremos textos de estos autores. Con el fin de generar una corriente de opinión, y de diálogo entre nosotros sobre lo que vayamos creando en el Laboratorio. El Laboratorio es el espacio donde se cruzarán nuestras operaciones mentales y la idea es que el alimento con que nos nutramos sea de calidad. Sin embargo es importante estar concientes que no es una tarea que de resultados inmediatos, ni automáticos, ni que sean fáciles de conseguir. Pero si vamos poco a poco y con continuidad, no dudo que sea factible que logremos los crecimientos deseados. Y también que este blog, llegue a ser un lugar importante de expresión y comunicación, fuente de informaciones importantes para todos, un punto de consulta de referencia, un medio de trabajo de suma utilidad.
Parte de la aventura creativa, y que es algo que resulta apasionante, es que como dice Octavio Paz, “tenemos que inventar el camino que nos ha de inventar”.
 

Copyright 2010 ESPACIO TEATRAL COLECTIVO LABORATORIO N.E.T..

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.